lunes, septiembre 08, 2008

BAILES INDIOS

Sally entreabre perezosamente un ojo, y sonríe cuando vislumbra entre las legañas a su bravo. Nube Amarilla, nunca hasta anoche había dormido en una cama, ni había hecho el amor dentro de unas paredes que no fueran de piel de bisonte. Sally, ya algo más despierta, aparta el edredón y recorre con la mirada el cuerpo de su bronceado guerrero, de su puma, de su coloso de la reserva. Y pensar que yo quería ir a Cuba, se dice con una nueva sonrisa en los labios. Esto de tener amigas antropólogas es impagable.


Unos minutos más tarde, Nube Amarilla se despierta, masculla unas palabras en lakota, se levanta brioso y camina hacia el cuarto de baño. Sally ve alejarse su cuerpo desnudo por el hueco de la puerta, y suspira de placer.

Poco después, el suelo de la casa retumba con un rítmico estampido, mientras unos estridentes gritos traspasan las paredes.

-¡No, cariño! –Sally se levanta de la cama, muerta de risa -. ¡No hace falta la danza de la lluvia para abrir la ducha! ¡No te preocupes, ahora te enseño el mecanismo!

5 comentarios:

Morsa dijo...

:D Me troncho...

Nube Amarilla y Sally. Suenan a dos grandes personajes. Alguna vez podrías plantearte continuar brevemente la historia de algunos de estos amigos, sé que el rollo de las secuelas está trilladísimo en estos tiempos nuestros que corren, pero precisamente por eso hacer una tiene algo de original... ;)

Por cierto, sugerente nombre, Nube Amarilla...

Anónimo dijo...

Hola . Quizá os interese como anécdote un post de una página a la que llevo enganchado todo el verano que se titula exactamente igual que este blog. Os dejo el enlace y seguid así ya que soy asisuo lector. Un Cordial Saludo.

http://yosoylachumi.wordpress.com

Alberto García Leguina

Kermit dijo...

Pues sí que es curioso, sí. La verdad es que no conocía el blog ese, y merece la pena.
Muchas gracias por tus ánimos, Alberto, es bueno saber que tienes lectores por esos mundos.

Serio Pérez dijo...

Perdona, pero no has revelado el mecanismo, al final del relato. Es que en casa tenemos el mismo problema. Y gracias

Borja Echeverría Echeverría dijo...

Jajaj, como en la peli del niño indio que iba a Nueva York, pero ese cazaba moscas con cerbatanas.
Bonita pareja.
Saludooos.

Creative Commons License
Los textos de este blog obra están bajo una licencia de Creative Commons.