lunes, julio 21, 2008

MADERA SOSTENIBLE

Una estrellada noche de mediados del siglo XVII. En las afueras de una importante ciudad castellana, una multitud observa expectante la escena que se desarrolla sobre un cadalso. Un fraile de voz siniestra le está ordenando a la vieja que está atada al poste que se arrepienta de sus pecados. De la muerte no se libra, explica el religioso, pero un rectificación hará que aquella sea rápida, en lugar de una dolorosa agonía entre las llamas, preludio de los horrores que la aguardan en el Infierno.

En esto, sube un alguacil al patíbulo y saluda militarmente al fraile.

-Ave María purísima, padre.

-Sin pecado concebida, hijo. ¿En qué puedo ayudarte?


-Me envía la superioridad a inquirirle sobre las maderas que está usted utilizando.

-Están garantizadas para que esta bruja arda bien. Ahora, por favor, ¿podrías apartarte, para que continuemos con el proceso?

-Nos han llegado informes de que proceden de bosques tropicales –se reafirma el alguacil.

-Bueno, ¿y qué? –se impacienta el religioso.

-Desde que se promulgó la Pragmática 1447, sólo se puede usar madera certificada como de bosques sostenibles en las hogueras inquisitoriales.

-¿Qué pretendes, hijo? ¿Qué dejemos a esta bruja libre?

-En modo alguno queremos interferir con el funcionamiento de la justicia religiosa. Simplemente, velamos por el cumplimiento de las normas medioambientales.

-Ya. Dichos ecologistas –añade por lo bajo, mientras sus subalternos empiezan a desatar a la vieja.

1 comentarios:

Tatus dijo...

XDDDDDDD.. Me parto tio.. no sé cómo se te ocurren estas historias...

Creative Commons License
Los textos de este blog obra están bajo una licencia de Creative Commons.