lunes, abril 21, 2008

ÁNGEL DE LA GUARDA (II)

-Ángel de la guarda, dulce compañía…

-¿Qué quieres ahora?

-Huy, cómo te pones. Como si te estuviera todo el día atosigando.

-Venga, dime qué quieres.

-No, si te vas a enfadar conmigo, nada. Ahora, luego no pretendas que te rece.

-Por favor, déjate de escenitas, que bastante duro es mi trabajo para, encima, tener que aguantar a los usuarios. ¿Me vas a decir qué es lo que te pasa?

-¿Te acuerdas de que el otro día cogí un billete para Nueva York? Bueno, pues he perdido el avión.

-¿No te dije que tenías que llegar al aeropuerto tres horas antes, para evitar el “overbooking”? ¿Eh, no te lo dije?


-¡Sí, y también me recomendaste que durmiera más por las noches! ¡Y eso es justamente lo que he hecho, seguir tu consejo!

-Ya, y ahora va a ser que la culpa la tengo yo. No te fastidia.

-Oye, tienes un pelo en la túnica. Espera, que ahora te lo quito. Verás, es que había pensado que, puesto que tú vuelas…

-¿Qué te lleve a Nueva York? ¿Me estás diciendo en serio que te lleve a Nueva York? ¿Cómo puedes tener tanto rostro?

-¡Tengo una reunión importantísima, necesito ir hoy sin falta! ¡Tú sabes lo poco de fiar que son las compañías aéreas!

-La respuesta es no, no y rotundamente no.

-O sea, que para una vez que te pido ayuda, vas y me das la espalda. Bueno, pues tú dime para qué servís, entonces.

-Tú búscame un artículo en nuestro convenio colectivo que diga que tenemos que cargar con los usuarios, y te transporto a donde quieras.

-Claro, ya veo que, a ti, el medio ambiente no te importa para nada.

-¿Cómo que el medio ambiente? ¿Qué tiene que ver el medio ambiente con esto?

-¿Tú no sabes que el tráfico aéreo, a escala global, contamina casi tanto como India y China juntas? ¿Me quieres decir que, a ti, nadie te ha explicado lo terriblemente tóxico que es el queroseno para la atmósfera? ¡Vamos, anda! ¡Mucho bla bla, pero tú no eres capaz de mover un dedo por defender la naturaleza!

-Pero, oye…


-¡No, no, no me vengas ahora con el “pero oye”! ¡Si, después de toda la tabarra que me das para que me porte bien, no eres capaz de arrimar un poco el hombro para proteger la creación, mejor desaparece de mi vista! ¡Ángel de la guarda… tú lo que eres es un Pepito Grillo de tercera regional!

-Mierda. Qué habré hecho yo para que me asignen a ti. Está bien, prepara las maletas, en diez minutos salimos. A ver cómo se lo explico a los de la torre de control.

0 comentarios:

Creative Commons License
Los textos de este blog obra están bajo una licencia de Creative Commons.