miércoles, octubre 10, 2007

UNA BUENA INVERSIÓN

Una refulgente luna llena emerge sobre la línea del horizonte, y Héctor empieza a sentir las primeras señales de la transformación. Durante cinco minutos agónicos, sus huesos se retuercen, sus músculos cambian de forma, sus dientes se afilan y su voz se transforma en un gruñido. Pero pasa ese tiempo, Héctor se levanta, se mira al espejo, y constata satisfecho que su rostro sigue tan terso y limpio como siempre.

Antes de salir de su casa con rumbo al parque, a la caza de víctimas, Héctor se sonríe satisfecho. El dinero que me gasté en la depilación definitiva ha sido muy bien invertido, piensa para sus adentros, sólo a duras penas reprimiendo un aullido de júbilo.

3 comentarios:

Ptolomeo dijo...

Jajajaja, sería un anuncio muy cañero para corporación dermoestética, jajajaja

Tatus dijo...

:).. Muy bueno.. breve y bueno ;)...

Macarroncete dijo...

hola kermiiiit!!
que yo también me paso por aquí eh?? Por cierto, el hombre tranquilo es una de las pelis que tengo pendientes para ver en cuanto tenga un ratito (ésa y 300 jajaja, lo mismito vamos ;-D)
Bueno licántropo, a seguir depilandose el entrecejo y lo que sea ;-D
Un besito!!

Creative Commons License
Los textos de este blog obra están bajo una licencia de Creative Commons.