martes, octubre 02, 2007

PUERTAS ABIERTAS

¿Qué hace toda esa gente entrando?

Manolito mira sobresaltado a los intrusos, y no se lleva las manos a sus desnudas partes pudendas porque una mujer se lo impide.

Y qué mujer. Desde que hace cinco años se mudara al barrio, siendo todavía un mocoso de heridas en las rodillas y canicas en los bolsillos, Manolito se ha sentido salvajemente atraído por la Gitana. Por sus mareantes y siempre bronceados muslos y senos, por su voz de sirena, por su exuberante melena castaña y por sus deslumbrantes faros verdes, marcando a los navegantes la ruta directa a la perdición. Y hoy, por fin, ha reunido el dinero y el valor para acercarse a la esquina donde ella recoge a sus víctimas, y alquilar sus servicios.


Si ha de dejar atrás los últimos vestigios de la inocencia, con quién mejor que con ella.

Y ahora, cuando, después de todos estos años, por fin la tiene desnuda en la cama, aparece toda esa gente.

-No te asustes, mi amor, es que hoy es la jornada de puertas abiertas del local –le explica la hurí, con su aterciopelada voz -. Una nueva estrategia de los dueños, que creen que así atraerán más clientes. ¿No te has dado cuenta de que te he cobrado la mitad de mi tarifa habitual?

Y le fulmina con esos ojos hechiceros, antes de llevar la lengua a los territorios de debajo del vientre de Manolito. Quien no puede disfrutar del paraíso tanto como desearía, con los continuos aplausos y comentarios de los visitantes.

1 comentarios:

Ptolomeo dijo...

Has oido hablar del canibalismo?? Si pones a un pivón del 15, es imposible que nos centremos en la lectura...

Creative Commons License
Los textos de este blog obra están bajo una licencia de Creative Commons.